· 

Los cinco juguetes favoritos de 2017

El juego es el trabajo de los niños

Me encanta observar a Jana mientras juega. Siempre he considerado el juego un derecho fundamental del niño. A través del juego aprendemos a compartir, a ganar, a perder, a respetar, a tolerar…

 

Durante los primeros años de vida, descubrimos el mundo a través de los sentidos y con todo el cuerpo. El primer juguete: nosotros. Nos tocamos, observamos, olemos, escuchamos, saboreamos… Jugar por tanto no es un lujo, es una necesidad para nuestro desarrollo físico, psíquico y emocional.

 

De entre todos los recuerdos que albergo de mi niñez, las tardes de juegos en familia constituyen sin duda mi estampa familiar favorita. Recuerdo muchas con mis padres, hermanos y primos. Cartas, damas, Monopoly, Rummikub, Scrabble, Risk… Este último, mi favorito. Los piques entre mi hermano y mi padre centraban toda la atención mientras mi madre y yo, sin apenas hacer ruido, nos dedicábamos a conquistar el mundo repartiéndonos muchas victorias ¡Chicas listas!

Ahora, con mi hija Jana, la ilusión por compartir tiempo de juego juntos es incluso mayor. Uno de los recuerdos más bonitos que tengo, de esos que me erizan la piel cada vez que los rescato y logro atrapar durante minutos en la memoria, es el de sus pequeñas manitas, cuando apenas contaba con ocho meses, pasando las páginas del que se convirtió durante mucho tiempo en su libro preferido. Un pequeño cuento elaborado en diferentes texturas que narra la historia de la jirafa Sophiey sus amigos. Le fascinaba…

La concentración que mostraba entonces lograba captar toda mi atención. Sentarme a su lado y observarla en silencio mientras jugaba pronto se convirtió en una de nuestras rutinas favoritas. Desde muy pronto comenzó a mostrarme alegre y sonriente sus logros. Hoy continúa haciéndolo y a mí sigue despertándome la misma emoción.

A medida que ha ido creciendo, sus tiempos de juego lo han hecho con ella; el nivel de atención y concentración si una actividad le atrae es cada vez mayor, a la vez que aumenta su destreza y precisión.

 

A lo largo de 2017 han sido muchas las horas de juego compartidas y quería despedir el año con los que han sido los cinco hits de mi pequeña.  Espero que os guste ¡Feliz 2018!

 

1. Jef en la granja. Libro de tela de Lilliputiens

Acompañar al granjero Jef en sus quehaceres diarios, recoger con él las frutas y hortalizas del huerto; acompañarle al gallinero a por huevos, ordeñar la vaca para obtener leche, tejer un chaleco de lana de oveja para el invierno y acudir al mercado a vender todas nuestras provisiones se convirtieron para nosotras en actividades que acometer juntas durante nuestras sesiones de juego. Ligero y fácil de transportar, nos acompañó en coche, en barco y en avión regalándonos muchas horas de entretenimiento.

 


 

2. Las pelotas sensoriales de Jugaia.

Desde que Jana comenzó a gatear, el conjunto de seis pelotas táctiles ha sido uno de los juguetes por los que ha mostrado mayor interés. Con diámetros de entre 10 y 13 centímetros, el set de pelotas sensoriales con texturas y maneras de botar diferentes es un juguete perfecto para que el pequeño adquiera cada vez mayor autonomía.

Disponible en seis colores (blanca, amarilla, verde, rosa, azul y naranja) y con relieves, surcos, hendiduras gruesas, finas y hasta cráteres simulando La Luna, es un juguete que por su calidad y versatilidad, además de permitirles jugar tanto solos como en grupo, favorece el desarrollo motor, cognitivo y sensorial. Fue sin lugar a dudas nuestro juguete estrella del verano y a él le dediqué un post que puedes consultar aquí.

 


 

3. La familia Chin Pum

El barco de madera, las preciosas cámaras de fotos, los animales de la granja, los cochechitos, las criaturas de la selva… Siempre llevo un juguete de la familia Chin Pum en el bolso ¡Viajaron con nosotros incluso hasta Islandia! Detrás de la firma de juguetes están Teresa y Ricardo, que diseñan productos originales, divertidos y sostenibles para pequeños exploradores con ganas de conquistar el mundo. A mí me tienen robado el corazón. Pronto te hablaré de ellos en el blog.

 

4. Los cuencos y bolas de Joguines Grapat.

Para la educación del movimiento de la mano, el órgano motor ligado a la inteligencia, el desarrollo de la prensión, la precisión y la fuerza en la musculatura del brazo, antebrazo, muñeca y dedos, unas de nuestras herramientas de juego favoritas son los cuencos y bolas de colores de Joguines Grapat.

Se trata de seis bolas de colores con doce cuencos cuyas posibilidades de juego son infinitas. Desde apilar los cuencos hasta agruparlos con las bolas, ordenarlos por colores, jugar al cu-cu utilizando el cuenco como tapa, esconderlas, hacerlas rodar…  La calidez y naturalidad de este material lo convierten en una herramienta de juego única. A ellos les dediqué un post en octubre que puedes leer aquí si te apetece profundizar. Estoy convencida de que continuará siendo uno de nuestros favoritos en 2018.

 

5. Elemento de juego Carla

Llegó a casa en enero y desde el principio me pareció una obra de arte convertida en juguete. El elemento de juego Carla está compuesto por 72 anillas, 36 monedas y 12 nins; un material que cautiva a pequeños y mayores por la naturalidad y calidez de sus colores y texturas. Esta herramienta de juego inspira en el pequeño equilibrio, armonía y orden.

Emparejar cada nin con las anillas y monedas del mismo color surge casi de manera espontánea. Se trata de un set con más de 100 elementos de juego, recomendado a partir del año, y que invita a imaginar y crear. Sueños de madera hechos realidad a partir de procedimientos artesanales con materiales sostenibles, de proximidad y no tóxicos, que favorecen el desarrollo cognitivo y sensorial del bebé. Piezas perfectamente trabajadas como todas y cada una de las propuestas de Joguines Grapat a la venta en Jugaia. De nuevo, si te apetece profundizar, tienes más información aquí.

 

Y ahora a despedir 2017 y pedirle al nuevo año muchísimas horas más de juego para compartir y disfrutar. Feliz 2018 y muchísimas gracias por estar ahí.

Escribir comentario

Comentarios: 0