· 

A little dress: Una apuesta por el consumo de ropa sostenible

Piensa diferente

Emprender es una cuestión de actitud. Quien dictamina si eres o no una persona válida para desempeñar esta exigente tarea eres tú. El éxito no es para siempre y el fracaso no significa el final. Unas veces se gana y otras, se aprende. De la necesidad surge la creatividad y lo que cuenta, el ADN de todo emprendedor, es el valor de continuar hacia adelante.

 

Y precisamente de emprender versa la nueva sección del blog, eMprende con M de mujer. Un espacio de información y reflexión dirigido a promover la igualdad de género, el sello que distingue a una sociedad sana de la que no lo es, desde la perspectiva del emprendimiento. Aquí daremos voz a la experiencia de mujeres que, a pesar de las trabas y obstáculos que supone en muchos casos poner un proyecto empresarial en marcha, continúan hacia adelante con sus iniciativas sin desfallecer en el intento.

 

Tenía muchísimas ganas de estrenar esta sección en el blog y no se me ocurre una fecha mejor que en la semana del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. El empoderamiento de las mujeres y las niñas es fundamental para impulsar el crecimiento económico y promover el desarrollo social. Es responsabilidad nuestra sensibilizar y concienciar a nuestros hijos sobre esta realidad para combatir juntos –pequeños y mayores– la desigualdad social actual.

 

He elegido a Blanca García-Blánquez, Blanqui para nosotras, y a su boutique online A Little dress para estrenar este espacio, por el cariño y atención que dispensa siempre a sus clientes. Descubrí A little dress a través de Intagram en 2016 y desde entonces confío en ella para vestir a mi pequeña Jana.

 

 

El reconocido formador y conferenciante Victor Küppers formuló una vez la ecuación de la valía de una persona; en palabras del experto, ésta se mide a partir de la suma de conocimientos y habilidades, multiplicada por la actitud.

 

Valía = (Conocimiento + Habilidad) x Actitud

 

El resultado de la fórmula en el caso de Blanqui es sobresaliente, tanto desde el punto de vista personal como profesional y a continuación descubrirás por qué.

 

Su tienda de moda infantil, A little dress, nace a finales de noviembre de 2014. El vestidito negro (little black dress) que popularizó en la década de los años 20 la prestigiosa diseñadora de alta costura francesa Coco Chanel, le sirvió a Blanqui de inspiración para dar nombre a su boutique.

 


Licenciada en Ciencias Biológicas y Comunicación Audiovisual, al concluir sus estudios, Blanqui cursa un máster en diseño gráfico y web. Comienza entonces a trabajar como diseñadora web pero no termina de sentirse cómoda desempeñando esta labor.

 

En su infancia latía silenciosa la semilla de A little dress… Y es que Blanqui cuenta que cuando era niña, sus abuelas le enseñaron a tejer. Quién le diría entonces que años después retomaría aquella entrañable actividad y que, unida a su carácter inquieto, y a la necesidad de dar rienda suelta a su creatividad, daría lugar a su tienda de moda infantil A little dress.

 

Los inicios de A little dress

Al principio Blanqui comenzó ofreciendo un muestrario de prendas tejidas a mano, muy versátil, adaptado a distintos gustos y necesidades, con una línea clásica de primera puesta y otra más moderna y renovada, que presentaba en mercados y ferias, y modificaba según la demanda de sus clientes.

 

“Fue muy duro al principio” confiesa. “El stock era muy limitado y la visibilidad del sitio web prácticamente nula. Los productos que inicialmente ofrecía iban dirigidos a un público específico. Decidí entonces ampliar la oferta de productos y poco a poco fui incorporando marcas, nacionales e internacionales, de moda infantil. La tienda evolucionó y ahora el público al que me dirijo es más amplio” narra la primera emprendedora en estrenar la nueva sección del blog.

 

Su dedicación y entusiasmo por emprender va mucho más allá de un mero desempeño profesional. Desde julio de 2008 es voluntaria de ASION (Asociación Infantil Oncológica de Madrid), una organización en la que se encarga de dinamizar las actividades y talleres de ocio y tiempo libre de los niños y adolescentes ingresados. Aunque en la mayoría de las ocasiones improvisa juegos y manualidades adaptados a la edad y estado de salud de los pequeños, en otras, procura proponer actividades que previamente ha descubierto en casa, a través de Internet. Fue así como despertó de nuevo su interés por tejer. Pinterestse convirtió en su fuente de inspiración; navegaba por la red social en busca de tutoriales y patrones y se atrevía con todo.

Su forma de ser y entender la vida, unida a las ganas de trabajar con total libertad le animaron a dar el salto y poner en marcha la tienda online. Hoy trabaja con firmas como Mini Rodini, Organic Zoo o Tinycottons. De la marca sueca Mini Rodini le fascina su amabilidad con el medio ambiente, una firma que se caracteriza por estampados divertidos y originales. Organic Zoo se distingue en palabras de Blanqui por la funcionalidad de sus prendas. Diseñadas en Reino Unido, la sencillez en los cortes y el uso de colores neutros combinan con cualquier prenda. Y la firma catalana Tinycottons, entre sus favoritas, destaca entre muchísimas otras cualidades, por la durabilidad. Y es que su moda se confecciona a partir de algodón pima.

 

 

Blanqui apuesta por marcas unisex y por el consumo de ropa sostenible. Prendas de alta calidad y diseños de larga duración para un vestuario sostenible.


La colección de primavera-verano de algunas de nuestras marcas favoritas ya está disponible en su tienda online, también para mamás ¿Nos vamos de compras?

T.S. Eliot: “Solo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir cuán lejos pueden llegar”

 

Si te ha gustado el post y te apetece que conectemos en redes sociales, me encuentras en Instagram, Facebook y Twitter como earlychildfood.  Especial mención merece María (peplumaria en Instagram) y su pequeño Marcos por ofrecerse a ilustrar con nosotras el artículo ¡Gracias familia!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0