· 

Enamórate de tu proyecto de vida ¡Tendrás éxito si amas lo que haces!

Dicen que envejece más la cobardía que el tiempo y que los años arrugan la piel, pero el miedo ¡El miedo arruga el alma! Nunca es tarde para emprender; y rodeada de personas que ya han recorrido el camino que tú estás a punto de comenzar, es mucho más sencillo. Gracias, Usana ¡Gracias, equipo!

Me paso la mayor parte del día jugando y a veces, también juego a ser mayor. Me pongo chaqueta, me limpio los dibujos que me pinta mi hija Jana en los brazos (cuando me acuerdo), y hablo de mi experiencia como periodista, consultora de comunicación, mamá fundadora de earlychildfood.com, y ahora, también, empresaria ¡Y me gusta! ¡Me apasiona! Porque hablo de mis aciertos, y de mis muchos errores –que he

aprendido a abrazar–. 

Soy mamá a tiempo completo y mi familia es mi máxima prioridad. Huyo del término superwoman, porque flaco favor nos ha hecho. Asisto a muchas reuniones con tierra del parque en los pantalones, y la camisa arrugada (por conciencia medioambiental que justifica mi hermano, y yo, lo comparto jeje) . No siempre llevo el pelo planchado y ni el mejor maquillaje disimula a veces mis ojeras. Siempre tengo mails por responder, y de mis listas interminables de cosas por hacer –se han convertido en libretas– (o bullet journal que se llaman ahora) apenas consigo tachar al día... ¿Tres? Me equivoco todos los días, pero desde que decidí liderar mi vida, me quiero, cuido y mimo más. Y sigo sin llegar a "todo", pero la única persona con derecho a exigirme algo, soy yo.

Todo comenzó hace poco más de un año, cuando tomé una de las decisiones más acertadas e importantes de mi vida: me comprometí personal y profesionalmente con Usana Health Sciences  a promover salud y calidad de vida. Salud física, pero también emocional, social, y por supuesto, financiera. Cuando dije sí a todo lo que este apasionante proyecto nos ofrece, lo que más me atrajo de esta oportunidad para emprender, es que iba a poder compartirla con personas que quiero, y admiro, con las que iba a aprender, soñar y crecer de la mano. Y apenas acabamos de empezar.

Confieso que, durante los primeros meses de inmersión, viví más incertidumbres que certezas. Me topé con una Carla temerosa y escogí para defenderme de mí misma, cuestionar todo allá afuera. 

 

El filósofo Jiddu Krishnamurti afirmaba que "lo contrario al amor no es el odio, es el miedo". El amor nos ayuda a superar el miedo, pues cuando amamos, nuestros sistemas más antiguos de supervivencia se relajan. Y la experiencia amorosa no se circunscribe únicamente a las relaciones con otras personas; también hay amor en los propósitos que adquirimos, y en las profesiones que desempeñamos.

 

Entonces, entendí, que aún no me había enamorado de este proyecto... Pero el idilio estaba a punto de comenzar... ¡Viajamos hasta Utah!

Cuando crees ¡creas! Y allí estábamos algunos meses después, en los laboratorios de Usana Health Sciences, en Salt Lake City, comprobando de primera mano la calidad de sus productos, y la visión y misión del doctor Myron Wentz, fundador y presidente de la compañía. Usana crea productos de altísima calidad con base en la ciencia. En sus laboratorios pudimos observar cómo se analizan cada uno de ellos para comprobar su potencia, biodisponibilidad, pureza y uniformidad y asistimos a su convención internacional ¡Una experiencia inolvidable!

Con dos doctorados en Inmunología y Microbiología, el doctor Myron Wentz funda Usana en 1992 para trabajar en la prevención de enfermedades crónico degenerativas, las llamadas enfermedades silenciosas. Los que hemos convivido con ellas de cerca, sabemos cuán devastadoras pueden llegar a ser.

 

Comunidad, integridad, salud y excelencia son los valores de la compañía, líder mundial en nutrición celular. Descubrí que, efectivamente, quien se apasiona por un qué, acaba encontrando un cómo ¡Y lo encontré!

Las relaciones se cuidan con dos palabras: cariño y tiempo; los negocios, también. Como en las familias, hay crisis, altibajos... Entonces se hace necesario reivindicar el afecto, la ternura y la comprensión -que es el lenguaje del amor-. Necesité tiempo... 

 

Siempre comparto que emprender es una cuestión de actitud. Quien dictamina si eres o no una persona válida para desempeñar esta exigente tarea eres TÚ. El éxito no es para siempre y el fracaso no significa el final. Unas veces se gana y otras, se aprende. El ADN de todo emprendedor es el valor de continuar hacia adelante ¡Y eso fue lo que hice!

 

Convertí en mía la cita de que cuando tienes un proyecto entre manos debes tomar la idea, hacer de esa idea tu vida, pensar en ella, soñar con ella... Dejar que tu mente, tus músculos, tus nervios y cada parte de tu cuerpo sea parte de esa idea y dejar las otras ideas aparte, porque esa, es la vía del éxito. Y comencé a trabajar, fiel a mis principios y sueños.

 

Ahora siento que el gran proyecto de convertir La habitación de Jana en Fundación para abrigar la infancia está cada vez más cerca... Tengo el qué y dispongo del cómo.

Para las personas que llegan a earlychildfood.com por primera vez, hoy me confieso una persona creyente, creo en el niño. Hace cinco años, conocí la obra de Maria Montessori. Las personas que conviven día a día conmigo saben de mi pasión y admiración hacia esta excelentísima mujer, y prestigiosa pedagoga.

 

Ella cambió mi manera de entender la vida. Tanto me conmovieron sus palabras, que quise dar un giro a mi vida personal y profesional, aparcar el periodismo, estudiar, y compartir su misión allá adonde la vida me lleve y vaya. Me acerqué a sus textos cuando Jana y yo éramos una, en el quinto mes de embarazo. Entonces llegó a mis manos La mente absorbente del niño, su obra maestra, y desde entonces no he podido parar de leer, profundizar y estudiar acerca de lo que más que un método pedagógico, es una filosofía de vida. Ella es el corazón de La habitación de Jana y su proyecto educar para la paz  fuente de inspiración diaria para earlychildfood, nuestra escuela de formación online para familias de Pedagogía Montessori y Disciplina Positiva. 

 

Gracias a ella adquirí el compromiso de ser mejor madre, hija, amiga, compañera, mujer, y en definitiva, SER humano.

Tengo un sueño, La habitación de Jana, y gracias a Usana, tengo un cómo. Y compartir este apasionante proyecto es como invitar a bailar... No todo el mundo te dirá que sí, pero  superaremos cada fracaso, convirtiéndolo en una conquista. Y cada "sí" será una danza disfrutada. Y un día, miraremos a nuestro alrededor, y muchas personas que queremos, estarán bailando... Y cada "no" habrá merecido tantísimo la pena... Para construirte, para construirnos, y para valorar cada paso, cada piedra, y disfrutar del camino. Exactamente como nos enseñan los niños.

Sueña y disponte para la acción con pasión. Actuar desde el corazón en cualquier ámbito de nuestra vida es vivir desde la excelencia. A pesar de las muchas caídas, construye, construye y construye hasta lograrlo. Sólo tendrás éxito si amas lo que haces. De nuevo, gracias, Usana ¡Gracias, equipo!

 

 

Carla

Periodista

Fundadora de earlychildfood.com

Guía Montessori

Educadora de familias certificada en Disciplina Positiva

Escribir comentario

Comentarios: 0