Nuevo curso de pequeños observadores de insectos y flores

Querida familia estamos muy ilusionadas porque estrenamos una nueva edición de nuestro curso de Pequeños observadores de insectos y flores con seis expediciones para disfrutar en familia. Una acción formativa que se estructura en siete entregas.

 

Comenzaremos por la introducción al curso, conforme realizáis la inscripción, en la que ya estamos trabajando las familias inscritas con una actividad acerca de nuestras fortalezas y la creación de insignias para cada una de las seis expediciones.

 

A partir de entonces, seguiremos el orden que compartimos a continuación:

 

- Expedición de la mariquita, que tiene como objetivo trabajar valores como la amistad y la empatía (entrega viernes 29 de abril).

- Expedición de la mariposa para trabajar la bondad y cómo afrontar situaciones menos fáciles en nuestro día a día (13 de mayo).

- Expedición de grillos y saltamontes, un módulo dedicado en exclusiva a la pareja (27 de mayo).

- Expedición de la hormiga para trabajar en aspectos tan importantes como son la voluntad, la disciplina, y en definitiva la perseverancia (10 de junio).

- Expedición del caracol tiene como objetivo trabajar la paciencia (24 de junio).

- Y una entrega especial con la abeja como protagonista dedicada al autocuidado (1 de julio).

 

El curso incluye para cada una de las expediciones, actividades inspiradas en principios y valores de la Disciplina Positiva con la naturaleza como maestra, así como el acompañamiento para la creación de un herbario con un descargable coleccionable. El curso se realiza a vuestro ritmo, sin límite de tiempo, enviándose todo el material por correo electrónico.

Para mantener a un niño su innato sentido del asombro, se necesita la compañía de al menos un adulto con quien poder compartirlo, redescubriendo con él la alegría de vivir, la expectación, el asombro -y en definitiva- el misterio del apasionante mundo en el que vivimos.

 

La naturaleza es un libro abierto. Atendiendo sólo al ciclo de vida de las plantas podemos interiorizar tantas herramientas valiosas para la vida… Desde entrenar la paciencia y aprender el valor de la constancia, hasta desarrollar el sentido de la responsabilidad e implicarnos en el cuidado del medio ambiente. ¿Y de los insectos? ¡Veréis cuánto podemos aprender!

 

A través de las diferentes propuestas de actividades para cada una de las seis expediciones en familia, realizaremos actividades vivenciales inspiradas -como avanzábamos- en principios y valores de la Disciplina Positiva. ¿Por qué es tan importante enseñar a través de la experiencia?

 

Piensa... ¿Asististe alguna vez a clase y te dormiste en mitad de la lección? ¿Quizás te pasaste toda la hora haciendo dibujitos? ¿Sabías que no eras la única que no estaba entendiendo y deseaste haberte quedado en casa? Estas son algunas razones por las que, desde la Disciplina Positiva, recomendamos enseñar vivencialmente.

 

Muchos niños, antes de cumplir los tres añitos de edad ya sienten que algunos insectos les disgustan y hasta atemorizan. Su respuesta inmediata ante un insecto puede ser la de aplastarlo con el pie. Sin embargo, si demostramos nuestro interés y respeto, podemos desempeñar un papel importante en la educación de nuestras pequeñas y pequeños. De ahí, que les hayamos escogido como protagonistas de esta acción formativa.

 

Para inscribiros podéis hacerlo mediante de nuestra escuela en este link y sobre la marcha os damos el acceso ¡Nos encantará compartir esta experiencia de la mano!

 

Muchas gracias por contribuir a que nuestro proyecto de abrigar la infancia sea una realidad ¡Feliz comienzo de semana!

 

 

 

Carla Peña

Fundadora de earlychildfood.com

Periodista. Guía Montessori

Educadora de Familias certificada en Disciplina Positiva

Escribir comentario

Comentarios: 0